fbpx

Si te gusta compartilo!

¿Cómo escalar mi emprendimiento? es una de las preguntas que más te quitan el sueño, seguramente. Y la respuesta que surgió, desde hace ya un tiempo y se acentuó con la pandemia, es que hay que vender el conocimiento, hacer cursos. Y si bien es una manera de crecer, hoy quiero contarte algunas otras por si la cámara no es lo tuyo.

Vamos ver modelos de crecimiento tanto para productos como para servicios, para que analices las opciones y elijas según tu emprendimiento y lo que vaya resonando con vos.

Antes de que leas los modelos de crecimiento, para escalar tu negocio, quiero que imagines a tu emprendimiento de acá a 5 años. ¿Cómo es? ¿Cómo estás trabajando? ¿Cuánto estás vendiendo? ¿Trabajas sola o tenés quienes te ayudan?

Tomate un tiempo e imagina cómo sería una semana ideal de trabajo y después seguí leyendo.

Ahora sí, empecemos.

Escalar mi emprendimiento: Productos

Si bien aumentar la producción puede llevarte a formar equipo de trabajo o agrandarlo si ya tenés, la idea es que vayas pensándolo y aplicando de a poco, una vez que elijas el modelo que vaya con vos.

  • Puntos de venta
  • Listos y personalizados
  • Profundización o diversificación
  • Talleres complementarios

Puntos de venta

Este modelo consiste en buscar revendedores de tus productos, locales a los tu cliente ideal ya frecuenta y pueden comprar tus productos ahí mismo.

Por ejemplo si vendes postres podés pensar en ofrecerlos en los supermercados o minimercados de tu ciudad o si vendes adornos en porcelana fría podrías ofrecerlos en los cotillones.

La elección de los locales, siempre va a depender de tu cliente ideal y el producto.

Listos y personalizados, para escalar mi emprendimiento

El modelo de listos y personalizados es tener la posibilidad de vender tus productos ya confeccionados, armados y que el cliente tiene listos para usar u ofrecerle hacerlos personalizados, a su gusto, colores, medidas, lo que necesite.

La gran ventaja de este modelo es que te permite aumentar el valor de tu producto cuando ya incluye tu tiempo y el cliente tiene variantes de precios.

Un ejemplo, fácil es el de la confección de ropa. Podrías tener una colección lista y ofrecer el servicio de que cada prenda pueda ser hecha a medida. Otro, puede ser el de regalería: podés tener una línea de productos ya preparados y esos mismos ofrecerlos personalizados, el ejemplo más claro es el de las tazas. Hay una variedad de ellas con frases y otra donde podés ponerle fotos y todo lo que el cliente quiera para hacerla a su gusto.

Profundización o diversificación

Este modelo consiste en hacer un producto y hacerlo de mil maneras. Un ejemplo, podrían ser las agendas: es un producto, pero tiene muchos diseños de tapa, pueden ser agendas eternas o día por día. Profundizar en un solo producto te permitirá volverte experta y posicionarte mucho mejor.

La diversificación, consiste en agregar categoría de productos, siguiendo con las agendas puede ser que empieces a hacer carátulas para carpetas o lapiceras con los mismos motivos de las agendas. Son productos complementarios al principal que te permitirán vender más.

Talleres complementarios a tu producto

Este tipo de modelo puede ser no solamente talleres presenciales u online, pensá también en ebooks, plantillas, guías que complementen el producto o el uso del producto.

Por ejemplo, pensemos en una florería dónde la mayoría de los clientes vuelve al poco tiempo de haber comprado su plantín para que puedan salvarlo porque no supieron cuidarlo. Un producto sería una guía sobre cómo salvar tu plantín.

Escalar mi emprendimiento: Servicios

Cuando vendemos servicios, estamos limitadas a las horas que podamos darle a cada cliente, por lo tanto aquí te presento algunos modelos para vender más con menos tiempo de parte tuya.

Packs de servicios, para escalar mi emprendimiento

Este modelo es muy frecuente, armar mínimo 3 opciones para tus servicios. Explicando bien qué contiene cada uno, qué se va a llevar el cliente y las condiciones de pago. En esos packs está todo ya pre-armado, el cliente elije el que necesita y se entrega. No hay opción de personalizar nada.

Un ejemplo son los servidores de e mail marketing, de acuerdo al plan que contrates tienen funciones habilitadas.

Modelo grupal

Este modelo puede aplicarse tanto en lo online como en lo offline. Agrupar los clientes por necesidades y así tu tiempo rinde mucho más. Son los conocidos webinarios, talleres presenciales, workshops.

Modelo online, para escalar mi emprendimiento

Este es el famoso modelo de los cursos, basado 100% online, se trata de crear cursos o talleres donde todo el material esté grabado y el cliente requiera poco o nada de tu tiempo.

Para elegir el modelo de crecimiento, seguí el ejercicio de arriba, pensá cómo te gustaría ver tu emprendimiento de acá a 5 años y con eso en mente podrás elegir más fácilmente. Pero antes de elegir: expectativas claras, todo requiere esfuerzo, constancia, tiempo e inversión. Ningún modelo va a hacer que crezcas si no están las 4 condiciones.

Dejá un comentario