fbpx

¿Necesito una base de datos?

¿Necesito una base de datos?

Con el auge de las redes sociales, se dice mucho que el email marketing murió, que ya no sirve y mis clientas me preguntan  ¿necesito realmente una base de datos?

Mi respuesta siempre es muy simple: cada persona que está en una red social, necesita un  mail para poder ingresar a ella, por lo tanto TODOS tenemos una cuenta. Y siempre cuento la misma anécdota: mi papá de casi 70 años, es decir, creció en una época dónde no existía el e-mail, tiene uno (se olvida la contraseña, pero lo tiene… love you pa!)

¿Qué es una base de datos?

Definición de Wikipedia: Una base de datos es un conjunto de datos pertenecientes a un mismo contexto y almacenados sistemáticamente para su posterior uso. En este sentido; una biblioteca puede considerarse una base de datos compuesta en su mayoría por documentos y textos impresos en papel e indexados para su consulta. Actualmente, y debido al desarrollo tecnológico de campos como la informática y la electrónica, la mayoría de las bases de datos están en formato digital, siendo este un componente electrónico, por tanto se ha desarrollado y se ofrece un amplio rango de soluciones al problema del almacenamiento de datos.

¿Dónde puedo armar mi base de datos?

Hoy en día hay muchos servidores que te facilitarán el ingreso y clasificación de tu base de datos, pero te voy a contar los 3 que más uso yo:

Hubspot tengo el chat integrado en la web, donde pueden comunicarse conmigo y si no respondo en ese momento, les doy la opción de que me dejen su mail y yo les respondo directamente con un correo a su casilla. Pero la misma plataforma lo registra a una lista y de ahí enviar una campaña de email.

Doppler es una plataforma súper amigable, el servicio de atención al cliente es increíble y la gran ventaja es que está en español.

Mailchimp ésta es la primera plataforma que conocí, es también muy fácil de usar, la gran desventaja es que está en inglés, pero hace poco sumaron

Las 3 plataformas tienen su parte gratis muy completa.

Ventajas de tener una base de datos:

  • Canal propio

Es un canal exclusivamente tuyo, no sólo por lo que puedas comunicar, sino que además tus lectores tienen toda su atención puesta en vos, no están recibiendo estímulos de ninguna otra marca.

  • Conversión

Está comprobado que las conversiones por e-mail son las más altas, convierte 3 veces más que otros canales.

  • Relación

Crea una relación muy cercana con la audiencia, tanto para vos como para ellos, que se sienten confiados.

¿Qué hago con mi base de datos?

Lo primero que voy a decirte es que la hagas crecer, con contenido de valor y dando algo exclusivo para que se suscriban a tu lista. Puede ser un descuento, un ebook, algún video que sólo se pueda obtener suscribiéndose. Acá tenés total libertad de ponerte creativa y crear algo que a tu audiencia le encante tanto que decida dejarte como “pago” su mail.

crear algo que a tu audiencia le encante tanto que decida dejarte como “pago” su mail. Click To Tweet

Una vez que tengas ese lead creado, aquí mismo te dejo un tutorial para que armes tu landing page y empieces a formar tu base de datos.

¿Por qué elegí mailchimp? Es la que más conozco y podía explicarla con mucho mayor detalle y facilidad, de todas maneras Doppler estoy estudiándola para brindarte más contenido.

¿Qué es el marketing de contenidos? [+REGALO]

El marketing de contenido o content marketing o, como lo llamo yo, el marketing del amor, se basa en crear una estrategia que abarque todo el camino que recorre la persona hasta convertirse en cliente y enamorarse de tu marca.

¿Cuál es ese camino que recorre? Empieza siendo un total desconocido de tu marca o tu producto, por lo que en este momento es necesario atraerlo para que te conozca. Una vez pasada esa barrera, necesitas entablar una relación con él, conectar, crear un vínculo y el último paso es concretar la venta, consolidar la relación.

¿Ves por qué lo llamo marketing del amor? Se trata de crear una relación con tu cliente

El marketing de contenidos, no es nuevo, pero sí se hizo mucho más visible para los emprendedores desde que las grandes marcas irrumpieron en el mundo de las redes sociales. Lograron humanizar todo tipo de marcas y tenía una cercanía con el usuario antes impensada.

Camino que recorre una persona para convertirse en cliente.

¿POR QUÉ HACER UNA ESTRATEGIA DE MARKETING DE CONTENIDO?

Para los emprendedores las redes sociales juegan un papel súper importante, son su medio para llegar a más personas, pero acá es donde necesitamos hacer un ¡stop! Las personas no entran a las redes a comprar, no tienen ganas de ver que les quieren “encajar” productos. Entran a divertirse, pasarla bien, a entretenerse y socializar.

Por eso es necesario crear una relación con cliente que vaya más allá de la compra-venta. Hay que crear afinidad, entusiasmo por tu marca, crear una relación. Enamorarlo.

Si estás pensando: ¿Esto, lo puedo aplicar a mi emprendimiento? La respuesta es sí. Y si te interesa crear una estrategia de marketing de contenidos ¡Seguí leyendo!

Las personas no entran a las redes a comprar, no tienen ganas de ver que les quieren “encajar” productos. Click To Tweet

¿QUÉ NECESITAS PARA CREAR CONTENIDO?

Lo primero que debes tener en cuenta para crear tu estrategia de marketing de contenidos es conocer a tu cliente ideal y tu avatar.

Conoce tu cliente ideal y avatar en este artículo.

El paso siguiente infaltable es tener un calendario de contenidos que se ajuste a tu marca, producto, cliente y objetivos comunicacionales.

Los objetivos, van a estar relacionados con el camino que recorre el cliente atraer, conectar y vender. En cada objetivo podés elegir si educar, entretener o informar a tu audiencia. Y por último necesitas establecer tus canales. Seguramente ya estés en las redes,  pero debes optimizarlas para que tu cliente te encuentre fácilmente. Un requisito importantísimo (y no exagero) tienen que ser perfil empresa o fan page, porque eso te va a permitir conocer mucho más a tu audiencia con las estadísticas que proporcionan las mismas plataformas.

Conoce más sobre cómo empezar en las redes sociales acá.

Además debes decidir si tener una web/blog o tienda online y considerar comenzar una estrategia de e-mail marketing.

Tal vez todo esto junto te parece abrumador, pero tranquila vas a necesitar empezar por algún lugar y con el tiempo vas a ir incorporando canales para comunicarte con tu audiencia. La clave es el foco, seguí leyendo que te cuento más sobre cómo crear contenido.

CÓMO CREAR CONTENIDO PARA LAS REDES SOCIALES

Para crear contenido necesitas conocer a tu cliente ideal y conocer el camino que recorre hasta convertirse en cliente. Como te mencionaba más arriba el camino que recorre es: desconocido, conocido y cliente y que se relacionan, entonces con la fórmula del marketing de contenidos atraer, conectar y vender.

Te voy a dejar una lista de tipos de contenidos podés compartir en cada una de las etapas.

Atraer

  • Enseñar
  • Inspirar
  • Recomendar
  • Entretener
  • Motivar

Conectar

  • Detrás de escena
  • Historias
  • Mostrarte
  • Historias de tus clientas
  • Casos de éxito

Vender

  • Presentación de nuevas colecciones
  • Presentar los beneficios de cada producto
  • Mostrar cómo se usa
  • Promocionar descuentos

No hace falta que utilices los 3 pilares, podés elegir 2 pero te recomiendo que uses la regla 80/20, 80% contenido y 20% venta. Es decir que de 10 post solo 2 sean venta.

Lo que resta por hacer es definir la frecuencia de publicación y quiero que tengas en cuenta que las redes sociales necesitan tiempo y constancia, no es algo de la noche a la mañana.

Ahora sí para terminar, quiero dejarte de regalo una lista con más de 15 contenidos para aplicar ya mismo.

Conoce a tu cliente ideal

CONOCE TU CLIENTE, DIFERÉNCIATE DE LA COMPETENCIA

Hoy en día hay muchas mamás emprendedoras haciendo los mismos productos, hablando de la misma manera y publicando en las mismas redes sociales que vos y se hace difícil diferenciarte de la competencia, por eso hoy quiero contarte una manera única para hacerlo y se trata de ser especialista.

Esta especialización no tiene que ver con títulos, postgrados ni nada de eso, sino que se trata de especializarte en un tipo de cliente. Un cliente que:

✅ está dispuesto a pagar el precio justo por tu producto.

✅ es fiel, siempre te elige por sobre la competencia.

✅ te recomienda y hace crecer tu negocio.

Es un cliente con en el cual te da placer trabajar, podés usar toda tu creatividad y sentirte libre para crear. Es aquel que te respeta en tu horario de trabajo y entiende que no estás disponible a cualquier hora a pesar de que trabajes en tu casa.

Especializándonos

Quién no quisiera trabajar con un cliente así y evitarse un montón de malos ratos y disgustos con los que piden rebajas, llaman a cualquier hora, te hacen encargues cuando te cruzan en la verdulería y ese cliente que siempre, pero siempre le encuentra el pelo al huevo.

Por lo tanto encontrar nuestro cliente ideal tiene muchísimos beneficios:

✅ vas a ganar más dinero

✅ clientes satisfechos siempre

✅ serán fieles

✅ te recomendarán

Además esta especialización tiene su fundamento en que venderle a todo el mundo es no venderle a nadie.

Ya vimos que los mensajes de: ¡CÓMPRAME! ¡CÓMPRAME! ¡CÓMPRAME! obtienen muy pocos resultados. El cliente quiere saber qué hace tu producto, quiere conocer la historia de ese producto, quiere conocer quién está detrás de tu marca, entre un  montonazo de dudas más que vos, tu producto y tu marca pueden despejarle.

Pero claramente para poder responder las preguntas que tiene tu clientes debes conocerlo, saber sus gustos, sus intereses, sus problemas y dónde encontrarlo.

Por eso hoy mismo te llevas la guía para conocer a tu cliente ideal. Pero antes te voy a hacer un resumen de las 2 formas que podés utilizar para conocer a tu cliente.

Una de las fórmulas la podés utilizar si ya tuviste ventas o tuviste acercamiento con tu cliente ideal. Y la otra fórmula podés usarla si nunca vendiste o estás empezando con tu proyecto recién ahora, que sería empezar con el pié derecho, te lo aseguro.

Fórmula: ya tuve clientes

Esta fórmula consiste en hacer una lista de todos los clientes que ya hayas tenido. TODOS (no importa si son ideales o no). Anota el nombre y las características que te acuerdes.

Algunas de las preguntas que te podés hacer son: sexo, edad, donde vive, nivel económico, actividades, intereses, gustos.

No te preocupes si no conoces todas las respuestas, pero mientras más detallado esté mejor vas a conocer a tu cliente.

Bueno, ahora con la lista y las características vas a crear 3 categorías de clientes, A, B y C.

Cliente A: es el cliente con el cual te encanta trabajar, de escribir el nombre te sale una sonrisa y quisieras que todos los clientes fueran como ese. Tranquila, estás acá para poder trabajar sólo con él.

Cliente B: comparte características con el cliente A, pero no estás tan cómoda trabajando con este tipo de cliente.

Cliente C: es ese tipo de cliente que lo ves venir y querés salir corriendo. Para nada quisieras trabajar con él y te tengo buenas noticias… ¡NO LO VAS A HACER!

Vamos a la siguiente fórmula para, al final, poder contarte cómo hacer que el cliente ideal o cliente A siempre te elija a vos.

Fórmula: desde cero

Este parece más difícil, pero no lo es. Acá simplemente respondes las preguntas de cómo te gustaría que sea tu cliente, cómo te lo imaginas.

Qué intereses tiene, dónde va, qué miedos lo preocupan. Tranquila, también vas a tener la guía para conocerlo paso a paso.

Cuando empieces a completar cualquiera de las dos guías no te presiones, hacelo  con tiempo. Cuando tengas dudas anda a la fuente, preguntale al cliente o a la persona que vayas viendo que puede ser tu cliente ideal.

¿Qué hacer con tu cliente ideal?

Ahora que ya lo conociste, sabes cuáles son sus intereses, los problemas, las características, lo que le gusta, su forma de hablar y un montón de datos más podes CREAR PRODUCTOS que a ese cliente ideal le RESUELVAN un problema. Además vamos a saber cómo hablarle y de qué temas hablarles.

Cómo hablarle.

Este no es un punto fácil, hay que ser sinceras. Acá vas a tener que investigar tu voz, tu estilo. El tip que te puedo dar es que seas vos, lo más genuina posible. Generar una complicidad única entre tu marca y tu cliente, hablarle de igual a igual. Ya verás por supuesto que si tu cliente es alguien formal vas a tratarlo de usted o en un lenguaje formal y si se trata de un público adolescente el lenguaje va a ser más moderno e informal.

En mi caso, me di cuenta que hablar como hablo habitualmente, con palabras que a veces invento o palabras mal dichas como ansiedaT, SoledaT me daban unos puntos extras, la gente se reía y ahí ya relajan. Claro, dirás acá no tiraste ni un chiste pareces el payaso mala onda, pero este post tiene mucho más contenido formal, no perdamos la seriedaT del momento.

De qué temas hablarle.

Este punto es facilísimo si hiciste bien las planillas, ahí están los temas de interés de tu cliente. El proceso de compra tiene un 80% de componente emocional, o sea, no le importa si el algodón es importado, lo que le importa es que la prenda mantenga a su hijo calentito como los brazos de mamá. ¿Se entiende la diferencia? Es un proceso, no te sientes y quieras que en 10 minutos te salga. Empeza de a poco, pero empeza a buscar tu tono y los puntos de interés.

Fijate los temas que más comparten tu cliente y tu marca y esos hacelos tus principales temas de comunicación. Vas a lograr una conexión increíble y te van a empezar a amar.

Resolver problemas

Este punto lo dejé para el final porque para mí es el más lindo e importante. Una vez un mentor me dijo: la gente quiere comprar pero no quiere que le vendas. Sí, así de simple, no? El cliente no le interesan datos técnicos y duros de tu producto, quiere saber qué va a hacer el producto por él, que problema le va a solucionar.

En este punto hay dos categorías: problemas reales y problemas emocionales. Por ejemplo un problema real es que viene el frío y a mi hijo le quedan cortos todos sus joggings (no te entristezcas, ya lo superé 😂) entonces el problema es la desprotección que siento para mi hijo por la llegada del frío ¿se entiende?

La idea es buscar qué soluciones da tu producto y empezar a contárselas al cliente que no está comprando un joggings por ejemplo, está comprando protección para que su hijo no se enferme en el invierno. Acá es donde te podés poner creativa y contar historias.

Te invito a que me sigas en Instagram y Facebook donde los viernes hago análisis de publicidades gráficas, para que te sirvan de inspiración. Y si tenes dudas sobre este post dejame un comentarios que me encantará ayudarte.